El Deterioro de la Ruta Nacional 51 Refleja el Fracaso del «Derrame» Minero en Salta.

La Ruta Nacional 51, que conecta con la Quebrada del Toro, se encuentra en un estado alarmante de abandono, según las recientes fotografías capturadas por un vecino de Campo Quijano. Varios tramos están llenos de baches y, en algunas zonas, el pavimento ha desaparecido por completo.

Desde hace seis meses, las quejas de los habitantes de la región se han multiplicado debido al evidente deterioro de esta importante vía, lo cual dificulta el tránsito seguro hacia los distintos parajes de la Quebrada del Toro. El tránsito constante de camiones de gran porte utilizados en la industria minera ha exacerbado el daño, mientras que la ausencia de mantenimiento por parte de Vialidad Nacional ha dejado la ruta en condiciones deplorables.

«En menos de un año, estos mineros que no dejan un peso la destruyeron totalmente. Siempre solía irme para Chorrillos y estaba hermosa. Hoy es imposible«, comentó un vecino a La Llave del Portal, reflejando el sentimiento de frustración y abandono que sienten muchos residentes. A esto se suma la completa inaccion del actual intendente Lino Yonar, que mucho promete en redes sociales pero lo cierto es que no llega ninguna inversión ni mucho menos se gestiona.

La promesa de que la minería derramaría beneficios económicos en la provincia de Salta no se ha materializado. En lugar de ello, la infraestructura crítica como la Ruta 51 ha sido severamente afectada, sin que las empresas mineras asuman la responsabilidad de colaborar con los arreglos necesarios. Además, se ha señalado la corrupción en la obra pública y la decisión del gobierno nacional de suspender proyectos de mantenimiento como causas adicionales del deterioro.

Es esencial que tanto las autoridades como las empresas mineras tomen medidas urgentes para reparar y mantener esta ruta vital. La seguridad y bienestar de los habitantes de la región dependen de ello.