Lino Yonar Admite no Haber Judicializado Irregularidades como prometió en campaña.

La administración actual de la Municipalidad de Campo Quijano, bajo la dirección del intendente Lino Yonar, ha confirmado una serie de irregularidades detectadas durante el mandato del ex intendente Carlos Folloni. A pesar de las promesas de campaña de Yonar, aún no se han presentado formalmente estas irregularidades ante la justicia, aunque una posible judicialización del caso está ganando impulso.

En una entrevista con Nuevo Diario, Yonar destacó los hallazgos de la auditoría realizada por su gestión, los cuales revelan múltiples irregularidades administrativas y económicas durante la gestión de Folloni. Estas irregularidades fueron descubiertas en el contexto de la presentación de la Ejecución Presupuestaria 2023.

Yonar explicó: «En esa ejecución vamos a hacer muchas observaciones de lo que la auditoría nuestra vino a verificar. Encontramos que quizás no cumplieron procedimientos administrativos o que no está justificado el movimiento económico como corresponde según la ley de contratación o la ley de movimientos administrativos.»

Uno de los puntos más críticos que Yonar señaló es la denuncia penal presentada por el ex concejal Ariel Gallardo contra Folloni. Gallardo acusó a Folloni de haber declarado falsamente la ejecución de obras en la Escuela de Las Cuevas, financiadas por fondos del Ministerio de Educación que, según se comprobó, nunca se realizaron.

Yonar ha dejado claro que su administración está dispuesta a colaborar con cualquier requerimiento judicial. «Hago la aclaración que al municipio, de parte de la justicia desde que arrancó mi gestión, no nos solicitaron ningún tipo de información. Nosotros estamos abiertos a brindar cualquier tipo de información al respecto, en este caso a la fiscalía,» afirmó.

Durante la campaña, Yonar había prometido judicializar cualquier irregularidad descubierta en la administración anterior. Sin embargo, hasta la fecha, no se ha avanzado en este sentido, lo que ha generado críticas y cuestionamientos por parte de algunos sectores.

El actual intendente también rechazó las insinuaciones de Gallardo de que su administración estaría encubriendo las irregularidades de Folloni. «No solamente ser transparente en nuestra gestión, sino ponernos a disposición de lo que la justicia requiera, tanto en nuestra gestión, si es que existiera algún tipo de situación, o como de gestiones anteriores,» puntualizó Yonar.

Con las observaciones de la auditoría y las denuncias públicas en curso, la administración de Yonar se enfrenta al desafío de decidir si llevará estas irregularidades ante la justicia. La próxima presentación ante el Concejo Deliberante y la Auditoría General de la Provincia será crucial para determinar los siguientes pasos y si finalmente se procederá a una denuncia formal.

La admisión de Lino Yonar sobre no haber judicializado aún las irregularidades detectadas en la gestión de Carlos Folloni marca un punto de inflexión en su mandato. Con la auditoría revelando serias inconsistencias y una presión creciente para actuar, la administración de Campo Quijano deberá tomar decisiones claves para garantizar la transparencia y rendición de cuentas prometidas.